¡Acércanos a tu chico malo!

Conseguiremos que tu peludo se siente, haga el muerto y te de la patita.

Nos encantaría conocerle para trabajar juntos y que sea un «buen chico» con matrícula de honor.