Skip to main content

Un colchón adecuado nos hará dormir bien y vivir mejor.

Si pensamos en el tiempo que empleamos durmiendo a lo largo de toda nuestra vida, quizá nos demos cuenta de la cantidad astronómica de horas que dormimos. Y ¿cómo dormimos? Nos levantamos descansados y contentos, remolones, doloridos y malhumorados, o, por el contrario, no somo capaces de mantenernos ni un minuto más en la cama una vez despiertos. A pesar de que una gran mayoría de las personas no le la importancia que merece al buen descanso y sueño, la falta de ello afecta muy directamente a nuestra salud: problemas de concentración, físicos, estrés, nervios, malhumor…estos son algunos ellos.

Preferentemente todos dormimos sobre un colchón y en la mayoría de las ocasiones es el causante de nuestros trastornos. Por esta razón es importante escoger bien nuestro colchón, que cumpla con las características físicas de cada uno de nosotros, promoviendo que el sueño se haga de la mejor manera posible.

Un buen descanso

El colchón afecta a la salud y a la calidad del sueño.

Cuando se utiliza un colchón incómodo o que sea demasiado viejo, es cuando aparecen los dolores de cuello y espalda. Si queremos evitar esto, lo mejor es conocer las cualidades físicas de cada uno, para mejorar la salud y la calidad de sueño y elegir un colchón adecuado en base a esas características.

Para aquellas personas que sufren de dolores de espalda, articulaciones y cuello, lo más recomendable es escoger un colchón firme, ya que esta firmeza es la que se encargará de proporcionarte la comodidad que el cuerpo está buscando.

No puedes olvidarte de que una mala postura o un mal colchón pueden hacer que tu columna esté mal alineada. Cuando esta es mantenida durante un largo periodo de tiempo en una posición que no es la adecuada, provoca que al día siguiente el usuario experimente complicaciones, como demasiado estrés o tensión.

Con un colchón apropiado el sueño es más profundo y puede descansar más plácidamente. ¿Por qué? Porque el cuerpo humano no se encuentra todo el tiempo intentando compensar las malas posiciones, haciendo que no descanse lo necesario. El cuerpo se encontrará en un espacio cómodo y acogedor, donde apetezca descansar y despertarse repleto de fuerzas.

Bueno, Bonito y Barato.

Y si, ¿aparte si además de querer cuidar mi salud también quiero cuidar mi bolsillo? Pues en ese caso te tocará dar más vueltas. En este tema de los colchones hay miles de opciones, una mas caras y otras más económicas, pero no por ello de menor calidad.

Con un y de calidad, el descanso nocturno es más confortable y propicia que el cuerpo humano pueda repararse y rejuvenecerse mientras se está durmiendo. Todo esto hace que las hormonas del crecimiento se activen y la insulina disminuya. Es decir, un colchón apropiado proporciona grandes beneficios para la salud.

Existen colchones económicos realmente buenos. Puedes ahorrarte una gran cantidad de dinero y disfrutar de un confort agradable durante su vida útil, de unos 10 o 15 años.

Dormir bien está en tu mano

Las opciones son infinitas, diferentes materiales, diferentes durezas y diferentes costes. Elige cuál son las características más adecuadas para ti y tu bolsillo.
La elección está en tu mano; una mala elección puede terminar afectando a tu descanso y por lo tanto a tu salud.

 

Join the discussion One Comment

Leave a Reply