Skip to main content

En el último año nos hemos enfrentado a una profunda digitalización en todos los ámbitos. No solo han surgido y han crecido nuevas plataformas de ocio , sino también las pertenecientes al campo de la educación, más conocidas como plataformas e-learning.

Aprender a distancia no es nada nuevo. En España, empresas como CCC y CEAC son muy conocidas (tanto que se han convertido en un chiste popular) en el campo de aprender a kilómetros del profesorado. Antes te llegaban los libros a casa, ahora se han cambiado por materiales no físicos. Donde antes había una cantidad enorme de libros que rápidamente se quedaban obsoletos, ahora tenemos vídeos y pdfs fácilmente actualizables. 

Es lo que llamamos E-learning  y ya avanzaba con ganas cuando la COVID-19 la ha convertido en imprescindible. Ahora 1200 millones de estudiantes de todo el mundo se relacionan con sus profesores y compañeros ante una pantalla. 

Desde universidades prestigiosas hasta los colegios se han sumado a éste modo de enseñar. Cuando en 2020 estábamos en nuestros hogares y no podíamos prescindir de nuestra educación, los centros educativos cambiaron sus visiones tecnológicas. Clases con aplicaciones de videollamada conjunta, subida a servidores de videos y comentario en foros han sido algunas de las formas de acceder a esta forma de aprender online. 

niña atiende a profesora en clase online desde ordenador personal

Fuente imagen: Pexels, Julia M Cameron.

Pero, ¿Que han querido aprender los “no estudiantes” en la pandemia”’?  Cosas cotidianas que se han ido retrasando como cocinar o tocar instrumentos musicales. El famoso fabricante de guitarras Fender ,comentó que su aplicación de aprendizaje de guitarra, Fender Play, vio su base de usuarios crecer de 150.000 a 930.000 personas a nivel mundial , entre fines de marzo y fines de junio de 2020.

Ahora, en julio de 2021, las cosas se están normalizando y muchos centros de enseñanza han vuelto, bajo las normativas pertinentes, a las clases presenciales. ¿Qué pasará? Muchos estudiantes que recelaban de éste tipo de educación han continuado con este modelo. Según empresas dedicadas a la educación como Educaweb ,las personas seguirán apostando por la formación mixta  para: 

  • incrementar sus oportunidades de empleo en una economía pos-COVID-19.
  • contemplarlo como opción recurrente y no únicamente puntual.  

En resumen, ambos modelos de educación coexistirán en dependencia a las necesidades personales. 

Leave a Reply